Nuestro plan B: una alternativa a las adversidades

Sabemos que un plan B es un término común donde denotamos un plan secundario el cual ejecutaremos en caso de que el principal falle, dicho lo anterior, normalmente cuando tenemos un único BMW y este se nos daña teniéndolo que dejar en el taller por unos días incluso hasta semanas, existirá cierta incomodidad internamente con nosotros mismos, tendremos que acudir al transporte público, tanto tu como yo sabemos que no es muy agradable esa opción.

Es normal que tu amado BMW se dañe, 1, 2 o 3 veces al año (todo depende), lo que no es normal es cuando viene esa mala racha de un problema tras otro donde pones en tela de juicio la fiabilidad de tu compañero de acero, en ese momento empiezas a pensar de todo un poco, siendo una de ellas -venderlo- , de la otra mano tampoco hay que esperar a que el vehículo se dañe, cuando sabemos que algo necesita corregirse, sacamos de operaciones al BMW, puesto que en el momento no contamos con el dinero para hacer las reparaciones de lugar, por tal razón hay que dejarlo de usar hasta que haya dinero.

¿Aún no saben de lo que hablo?, ok, pues les diré, me refiero “a tener un segundo vehículo de apoyo”, por descabellada que suene la idea esto nos puede ayudar dependiendo nuestras necesidades. Ahora bien, no se trata de tener otro BMW como vehículo de apoyo (aunque si tú quieres, lo puedes tener), debe ser uno mucho más sencillo que un vehículo europeo o americano. Quienes más se pueden sentir identificados en este aspecto, son aquellos que utilizan su BMW como vehículo diario, para llevar a sus hijos al colegio, ir al trabajo, hacer diligencias, viajar a los pueblos, etc.

De manera conjunta con nuestro vehículo de apoyo también necesitaremos una pequeña reserva financiera para tan pronto nuestro BMW se dañe o este presentando síntomas de querer dañarse, ingresarlo al taller y como tendremos nuestra reserva financiera, no necesitaremos esperar a conseguir dinero y la reparación ocurrirá en el menor tiempo posible dependiendo de la carga de trabajo con la que cuente el taller en ese momento.

 

Tan pronto el BMW este arreglado podremos seguir utilizándolo, guardamos nuevamente nuestro vehículo de apoyo hasta que nuevos contratiempos ocurran e inyectamos la reserva financiera. Tanto el vehículo de apoyo como la reserva financiera serán proporcionales a nuestro estatus económico y modelo de BMW que tengamos.

Un plan B mucho más sencillo seria simplemente tener una reserva financiera porque para muchos tener otro vehículo no es tan fácil, con dinero en mano podemos ingresar nuestro BMW al taller y dependiendo la urgencia podemos presionar al encargado del taller para que nos ayude con entregar nuestro BMW en el menor tiempo posible. Por favor no hagas lo que hacen muchos, llevan su BMW al taller y como no tienen dinero para que le trabajen, lo dejan semanas, meses y aunque no lo creas hay quienes han dejado su vehículo durante (1) año.

Otro plan B es realizar mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo a tiempo, veras que difícilmente tu BMW se dañe, eso sí para que este plan te funcione al 100% debes usar piezas de calidad y que las reparaciones sean por mecánicos con basta experiencia.

Con estos planes podremos controlar la ansiedad e impotencia que nos invaden cuando nuestros BMW se dañan, en tal punto tomaremos las cosas con calma y el nivel de estrés será prácticamente nulo para nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s